2017-12-18

Nuestra querida deformación profesional

Hace muchos años, cursando Algebra 1 con Adrián Paenza, escuché por primera vez el término deformación profesional y lo acuné. Alude a la forma en la que nuestra formación profesional impacta en la forma de encarar la vida.

Si bien veo a muchos profesionales que la tienen, nosotros, "los de sistemas", somos un caso especial [1].

Como ejemplo de esto podría citar una conversación de mi esposa con otras dos personas (todos informáticos) sobre "estrategias para ir al supermercado" que me dejó pasmado. Desde la forma de cubrir (no recorrer, porque lo que importa es el cubrimiento) todos los caminos entre góndolas hasta donde anotamos las cosas que vamos a comprar son temas a optimizar el esfuerzo (no ganar tiempo).

Podría citar el caso de una de mis mejores amigas que hace 17 años atrás me mostró orgullosa el project que había armado para la construcción de su casa. Todavía, al día de hoy, me apiado de aquel santo (digo arquitecto) que la ayudó a construir la casa. Lo que debe haber sufrido mucho!

Son muchos por su parte los que aplican principios ágiles a la vida cotidiana, armando tableros kanban o scrum, planteando sprints familiares y cosas así.

A todos ustedes, que ponen en peligro sus relaciones afectivas intentando que su pareja entienda por qué hacer eso es bueno, les digo que no aflojen. Van por el buen camino. No son excentricidades, no es un bug, es un feature, hay una vida mejor y es aplicando estas técnicas, que a esta altura deberían ser enseñadas desde el jardín de infantes.


Seguimos pensando..

[1] Hay que decirlo, siempre uno siempre es especial.

2017-12-15

La gente "original" procrastina un poco antes de encarar ciertas tareas

Hace unos días terminé el libro Originals de Adam Grant. Es un libro interesante que desafía algunas supuestas buenas prácticas de la productividad que nosotros los obsesivos tenemos.

Por ejemplo habla del tema de procrastinar y sostiene que, a contramano de lo que muchos pensamos, empezar demasiado tiempo antes una tarea es tan perjudicial como empezar muy tarde. Adam dice que hay un punto intermedio en el que hay que comenzar y no solo eso. Primero hay que saber cuál es la tarea, luego procrastinar un poco, para finalmente ponerte a trabajar. Lo que aparentemente sucede es que nuestra cabeza trabaja en background generando ideas.

Por aquí les dejo el link a su charla TED donde resume un poco su libro.


Seguimos pensando..

2017-12-13

Siloistation 4.0


Hace tres años y medio escribía sobre el problema de los silos. Hoy el problema sigue.

Hay demasiado pensamiento caja negra (lo que hacemos, lo que no hacemos, nuestros errores y nuestras debilidades quedan dentro de nuestra área o equipo) mezclado con nosotros versus ellos (esto lo tienen que hacer ellos, los de afuera de nuestra área o equipo, a nosotros no nos corresponde) y potenciado con el poco uso de las muchas herramientas disponibles para compartir lo que hacemos.

La agilidad que muchos pregonan requiere un cambio cultural drástico pero que puede empezar con pequeñísimos detalles del día a día: donde dejo un archivo, cómo construimos un informe o cómo tomamos ciertas decisiones cotidianas.

Seguimos pensando..


2017-12-11

La consultoria también debería aprender sobre cómo vender café


En este video promocional de un libro se explica con un ejemplo qué es service design muy claramente. Allí se dice que la diferencia entre dos locales de café que venden el mismo café, al mismo precio es el diseño de servicio. A igual locación, a igual producto y a igual precio, es el diseño del servicio lo que va a hacer que la balanza se incline para un lado o para el otro.

El diseño del servicio es algo que algunas empresas de consultoría definitivamente han olvidado o ignorado, es cierto. Pero, en la mayoría de los casos, creo que en realidad lo que sucede es que todavía no han madurado hasta el punto de identificarlo como un tema importante.

Cuando alguien trabaja de consultor independiente hace todo. Desde el posicionamiento de la marca [personal], pasando la comercialización y llegando al delivery. En ese estadío temprano es la muñeca del consultor lo que hace que el cliente quede satisfecho o no. Si le va bien quiere decir que el consultor tiene buena muñeca.

Con el éxito llega la necesidad de ampliar equipo y lo que sucede es que el consultor se enfoca en reclutar gente piola que lo complemente o lo multiplique. Aquí nuevamente, si el consultor -transformado en empresario- elige un buen equipo, los clientes seguirán quedando satisfechos y la empresa crecerá. Aquí todavía el hecho de tener un buen equipo "garantiza" el buen servicio.

Pero en algún momento la escala empieza a influir. A veces la influencia se da en el hecho de que el equipo, en promedio, no es tan bueno. Otras veces tiene que ver con que el servicio no es eficiente para el volumen manejado.

Tarde o temprano, si la empresa quiere crecer, deberá centrarse en el diseño de sus servicios. Para elegir qué servicios van a ofrecer y cuáles no, para pensarlos desde las necesidades reales de sus clientes, para pensar quienes son realmente sus clientes, para entender cómo puede hacerlos a menor costo o con menos demanda para los equipos, etc.

Las tiendas de café lo han entendido hace tiempo y se han interesado por la experiencia de cliente. Piensen en Starbuks por ejemplo. ¿Por qué alguien pagaría un precio más alto por el mismo café? Y no me vengan con el "yo no tomo café en Starbucks" porque podemos hablar de Café Martinez, Havanna y tantos otros.

Por último una mala noticia. Hablo de centrarnos en el diseño de servicios como una práctica continua (service design thinking), no como un esfuerzo aislado cada 5 años. Hablo de incorporarlo como una práctica transversal que interactúa, le da significado y define el rol o las tareas de todas las demás áreas de la organización.

Los que entiendan esta necesidad, van a estar mejor preparados para lo que viene.

Seguimos pensando..

2017-12-08

La tolerancia a la mala calidad es indirectamente proporcional a la demora


Imaginen que le hicieron un encargo a alguien y pactaron un deadline. Obviamente, como parte del pedido, hay una negociación de fecha vs. calidad de la entrega. Si pedimos algo con poco margen de tiempo estaremos dispuestos a recibir algo menos cocinado. Si dejamos más tiempo, lógicamente querremos más detalle o mejor calidad.

Pero ¿qué sucede cuando la fecha no se cumple? Pues el pacto se rompe y corren los intereses. A medida que pasa el tiempo, desde que se venció el deadline, consciente o inconscientemente nuestra expectativa de calidad va subiendo. Cuanto más te demoras, mejor calidad tiene que tener lo que entregas. 

En un punto es como con los intereses de la tarjeta. Te conviene pagar todo antes del vencimiento o te van a arrancar la cabeza con los intereses.

Seguimos pensando..